Toxicodermia: Tratamiento

Tratamiento

La primera medida para el tratamiento de una toxicodermia es dejar de tomar el medicamento que ha desencadenado el cuadro. Esto se debe hacer con la supervisión de un médico porque puede hacer falta sustituirlo por otro para controlar la enfermedad de base.

En los casos leves se puede hacer una observación para ver si aparecen complicaciones y dar tratamiento sintomático para aliviar la dermatosis, con antihistamínicos orales y corticoides tópicos. Si la toxicodermia genera reacciones graves la persona precisará ingreso hospitalario en la unidad de cuidados intensivos ya que precisará reposición de líquidos y curas similares a las de un gran quemado. En caso de complicaciones mayores puede hacer falta el empleo de adrenalina e inmunoglobulinas intravenosas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!