Tirotoxicosis

¿Qué es?

La tirotoxicosis es una situación médica que se caracteriza por las manifestaciones clínicas y bioquímicas atribuibles a niveles excesivos de hormonas tiroideas en sangre, debido a un exceso en la síntesis y secreción de estas hormonas tiroideas por la glándula tiroides.

Causas

La causa más común de la tirotoxicosis es la enfermedad de Graves, que tiene cierta predilección por personas con antecedentes de patología autoinmune, del sexo femenino y fumadores. Las personas que siguen un tratamiento antirretroviral para el VIH también tienen predisposición a desarrollar la enfermedad de Graves. En edades mayores, el tener un bocio en el tiroides puede predisponer a padecer tirotoxicosis. Existen ciertas situaciones que ponen en mayor riesgo el desarrollo de una tirotoxicosis e incluso de ir un paso más y desencadenar una tormenta tiroidea, que pondría en peligro la vida de la persona. Entre las situaciones de riesgo estaría el incumplimiento del tratamiento, cirugías recientes, traumatismos o parto.

Tirotoxicosis: Síntomas

La tirotoxicosis suele manifestarse con algunos de los síntomas típicos del hipertiroidismo, que suelen condicionar un estado hipermetabólico: - Pérdida de peso. - Palpitaciones. - Arritmias, como la fibrilación auricular. - Intolerancia al calor. - Temblores. - Debilidad. - Ansiedad. - Insomnio. - Náuseas. - Diarrea. - Picor generalizado. - Pérdida de cabello. En ocasiones, también pueden producirse problemas menstruales o en el deseo sexual y asociarse a otros síntomas de mayor gravedad, como parálisis musculares o hipopotasemia grave.

Tirotoxicosis: Diagnóstico

Para el diagnóstico de la tirotoxicosis hará falta una buena historia clínica, un examen físico detallado y un estudio analítico, donde se evidencie el aumento de T3 y T4 libre y una disminución de la TSH. En personas mayores, la tirotoxicosis puede manifestarse en sus inicios como una simple apatía, lo que dificulta su diagnóstico.

Tirotoxicosis: Tratamiento

Para tratar la tirotoxicosis tenemos varias opciones dependiendo de la causa, la condición de la persona y la gravedad de sus síntomas. La tirotoxicosis, usualmente, se trata con medicamentos antitiroideos, como la tionamida;  yodo radiactivo, que destruye el tiroides y detiene de esta manera la sobreproducción de hormonas; o la cirugía, para extirpar el tiroides. En caso de que se deba extirpar el tiroides, ya sea con radiación o con cirugía, es necesario someterse a una terapia de reemplazo de hormona tiroidea de por vida. Se pueden usar otros fármacos como los betabloqueantes, como el propanolol, para disminuir los síntomas asociados a este aumento de hormonas tiroideas.

Tirotoxicosis: Prevención

Si el origen de la tirotoxicosis es autoinmune poco podemos hacer para prevenirlo. Debemos evitar una sobredosis en la medicación de hormonas tiroideas o evitar sustancias que contengan yodo.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR