Tétanos: Síntomas

Síntomas

El tétanos suele comenzar con la contracción de los músculos encargados de la masticación y se acompaña de insomnio y nerviosismo. La contracción muscular se va extendiendo por el cuerpo y las personas con tétanos adoptan una expresión típica de la cara que se conoce como risa sardónica. A medida que la contracción muscular avanza aparecen dificultades para alimentarse, tragar y respirar. Una persona con tétanos está en peligro de muerte.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!