Tendinitis: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de tendinitis se lleva a cabo con un examen físico, buscando signos de dolor y de mayor sensibilidad cuando el músculo al cual está unido el tendón se mueve de determinadas maneras.

Existen una serie de pruebas específicas para valorar cada uno de los tendones específicos.

Las pruebas complementarias que permiten apoyar la sospecha diagnóstica inicial son las radiografías, las ecografías y la resonancia magnética. Aunque en una radiografía no sea posible visualizar con detalle los músculos o los tendones, sí permite descartar lesiones óseas en la misma articulación afectada.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!