Tendinitis

¿Qué es?

La tendinitis e la inflamación, irritación e hinchazón de un tendón, en cualquier parte del sistema muscular esquelético.

Un tendón es la estructura fibrosa que une el músculo con el hueso.

Tendinitis: Diagnóstico

El diagnóstico de tendinitis se lleva a cabo con un examen físico, buscando signos de dolor y de mayor sensibilidad cuando el músculo al cual está unido el tendón se mueve de determinadas maneras. Existen una serie de pruebas específicas para valorar cada uno de los tendones específicos. Las pruebas complementarias que permiten apoyar la sospecha diagnóstica inicial son las radiografías, las ecografías y la resonancia magnética. Aunque en una radiografía no sea posible visualizar con detalle los músculos o los tendones, sí permite descartar lesiones óseas en la misma articulación afectada.

Tendinitis: Tratamiento

En la tendinitis el objetivo del tratamiento es aliviar el dolor y reducir la inflamación. Esto se puede lograr de forma progresiva con:
  • Reposo
  • Aplicación de calor o frío en el área afectada,
  • Administrar medicamentos como los antinflamatorios no esteroides (AINE).
También puede llegar a indicarse infiltraciones, es decir, inyecciones de medicamentos corticoides alrededor de la vaina del tendón. La fisioterapia ayuda a estirar y fortalecer el músculo y el tendón, para restablecer la capacidad del tendón para funcionar apropiadamente, mejorar la cicatrización y prevenir una lesión futura. En pocas ocasiones se necesita cirugía para retirar el tejido inflamado que se encuentra alrededor del tendón. Se puede hacer mediante artroscopia.

Tendinitis: Prevención

La prevención de la tendinitis se basa en una adecuado uso de la función de los tendones durante la actividad física, tanto diaria, como laboral o deportiva.
  • Evitar los movimientos repetitivos y la sobrecarga de las extremidades
  • Mantener los músculos fuertes y flexibles.
  • Ejercitar diferentes partes del cuerpo permitiendo que tengan intervalos de recuperación
  • Si aparecen molestias en determinadas regiones donde está implicado un tendón, se debe reducir el ritmo de actividad o de entrenamiento.
  • Calentar los músculos y tendones antes de iniciar una actividad, y estirar adecuadamente sin forzar y de forma suave al finalizar esa actividad.
  • Mantener una adecuada hidratación y alimentación saludable.

Tendinitis: Síntomas

Los síntomas habituales de la tendinitis son:
  • Dolor y sensibilidad a lo largo del trayecto de un tendón, generalmente cerca de una articulación. El dolor se puede irradiar al territorio del músculo correspondiente.
  • El dolor puede ser intenso de modo que impida el descanso por la noche, o dificulte la realización de las actividades habituales.
  • El dolor empeora con el movimiento o la actividad que implican accionar el tendón afectado.
  • El tendón puede estar inflamado y la piel que lo cubre se puede sentir caliente y enrojecida.

Causas

La tendinitis puede ocurrir como resultado de una lesión o sobrecarga. También aumenta el riesgo de sufrir tendinitis con la edad, a medida que el tendón pierde elasticidad. Otra causa que puede facilitar la aparición de tendinitis son las enfermedades generalizadas o sistémicas que afectan a los tejidos tendinosos y a las articulaciones.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR