Status epiléptico: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico del estatus epiléptico se basa en la presentación clínica.

En la actualidad, el método diagnóstico que parece dar más información es el electroencefalograma ya que permite la monitorización de la actividad cerebral, aunque ante cualquier paciente que presenta una convulsión se debe realizar una rápida exploración clínica en busca de lesión estructural cerebral, hipertensión intracraneal, enfermedad cardiovascular como fuente embolígena, sepsis, metabolopatía u otros factores predisponentes (medicación, deprivación alcohólica o retirada de sedación).

Además del análisis bioquímico se realizará un despistaje de drogas, en especial de cocaína.

La tomografía axial computarizada (TAC) craneal o la resonancia magnética nuclear (RMN) nos ayudarán a localizar lesiones cerebrales, y la RMN en fase aguda es útil para la localización de la zona epileptógena.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR