Sobredosis de heroína

¿Qué es?

La sobredosis de heroína es la intoxicación aguda por esta droga ilegal. La heroína es un derivado de la morfina, que es una sustancia que se encuentra en el opio, el cual se extrae de la planta adormidera asiática.

El nombre científico es 3-6-diacetilmorfina o diamorfina. De forma coloquial se ha llamado de diferentes maneras: ‘caballo’, ‘sugar’, ‘papelina, ‘chute’, etc.

Causas

La sobredosis de heroína ocurre cuando una persona consume una cantidad excesiva de la droga, bien sea por accidente o de forma intencional. La heroína es tóxica y no existe un control sobre su calidad o sobre la concentración de la droga, ya que a veces se diluye en azúcares y se adultera mezclándola con otras sustancias que también pueden producir toxicidad. La heroína se puede consumir por vía intravenosa, subcutánea, esnifada o inhalada y por vía intranasal. Tiene un elevado poder adictivo. Su inicio de acción es muy rápido y el efecto dura unas 3 o 4 horas, pero cuando la dosis es excesiva, el efecto tóxico se prolonga durante 24 horas, aproximadamente.

Sobredosis de heroína: Síntomas

En la sobredosis de heroína la persona experimenta un sueño excesivo e, incluso, puede quedar inconsciente o tener una parada respiratoria. Los diferentes síntomas en los órganos y sistemas son:
  • Síntomas respiratorios: paro respiratorio, respiración superficial, respiración lenta y forzada
  • Síntomas cardiovasculares: presión arterial baja, pulso débil.
  • Síntomas en los ojos: pupilas extremadamente pequeñas, a veces tan pequeñas como la cabeza de un alfiler.
  • Síntomas en la boca: boca seca, lengua decolorada.
  • Síntomas en la piel: labios y uñas azuladas.
  • Síntomas digestivos: estreñimiento, espasmos estomacales y del tubo digestivo.
  • Síntomas del sistema nervioso: coma, delirio, desorientación, somnolencia, espasticidad muscular.
Los casos más extremos de sobredosis pueden ocasionar la muerte de la persona.

Sobredosis de heroína: Diagnóstico

El diagnóstico de sobredosis de heroína puede sospecharse a partir de la historia clínica con antecedentes de consumo habitual, junto con la exploración física, que incluye los síntomas descritos además de signos de venopunción en la piel. Los análisis de orina antes de 72-96 horas permiten detectar la presencia de los restos de la droga que se eliminan a través del riñón.

Sobredosis de heroína: Tratamiento

En el tratamiento de la sobredosis de heroína se puede utilizar el antídoto específico, llamado naloxona, la cual compite con los receptores opiáceos sobre los que actúan la heroína y los otros derivados de la morfina. Además del antídoto, es prioritario el mantenimiento de las funciones cardiorrespiratorias. Si es preciso se aplican maniobras de reanimación cardiopulmonar, ventilación mecánica (respiración artificial) y todas las medidas de soporte vital. También se tratan los síntomas que acompañan a la intoxicación o sobredosis. Por ejemplo, si se suman convulsiones, edema pulmonar, hipotensión etcétera, se tomarán medidas personalizadas para superar esos trastornos y complicaciones añadidas.

Sobredosis de heroína: Prevención

La prevención de la sobredosis de heroína más eficaz es la abstención del consumo de esta droga.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR