Síndrome urémico hemolítico: Síntomas

Síntomas

El síndrome urémico hemolítico suele comenzar con un cuadro de vómitos y diarrea, aislándose en las heces algo de sangre. En estos casos suelen aparecer unos síntomas iniciales, además de los anteriores:  

- Fiebre.

- Irritabilidad.

- Debilidad o letargo.

También unos síntomas tardíos:

- Palidez.

- Erupciones en la piel, como petequias o piel amarilla.

- Disminución de la cantidad de orina e incluso ausencia de la misma.

- Hematomas.

- Disminución del nivel de conciencia.

La triada clínica fundamental del síndrome urémico hemolítico consiste en una insuficiencia renal aguda, anemia hemolítica microangiopática y trombocitopenia, es decir, disminución del número de plaquetas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!