Síndrome urémico hemolítico

Síndrome urémico hemolítico: ¿Qué es?

El síndrome urémico hemolítico es una enfermedad que ocurre tras presentar una infección digestiva en la que ciertas sustancias liberadas destruyen glóbulos rojos, lo que conlleva una lesión en los riñones.

Síndrome urémico hemolítico: Causas

El síndrome urémico hemolítico suele ocurrir tras una infección gastrointestinal causada por la bacteria Escherichia coli, aunque también puede explicarse por Shigella y Salmonela.

Síndrome urémico hemolítico: Síntomas

El síndrome urémico hemolítico suele comenzar con un cuadro de vómitos y diarrea, aislándose en las heces algo de sangre. En estos casos suelen aparecer unos síntomas iniciales, además de los anteriores:   - Fiebre. - Irritabilidad. - Debilidad o letargo. También unos síntomas tardíos: - Palidez. - Erupciones en la piel, como petequias o piel amarilla. - Disminución de la cantidad de orina e incluso ausencia de la misma. - Hematomas. - Disminución del nivel de conciencia. La triada clínica fundamental del síndrome urémico hemolítico consiste en una insuficiencia renal aguda, anemia hemolítica microangiopática y trombocitopenia, es decir, disminución del número de plaquetas.

Síndrome urémico hemolítico: Diagnóstico

Los criterios diagnósticos tradicionales del síndrome urémico hemolítico incluyen la demostración de anemia hemolítica, trombocitopenia e insuficiencia renal, además de los síntomas citados en el apartado anterior. En estos casos hace falta un estudio sanguíneo con especial detalle del sistema renal, que incluya una coagulación y un cultivo de las heces. 

Síndrome urémico hemolítico: Tratamiento

El síndrome urémico hemolítico precisa un manejo hospitalario. Hay que reponer la posible deshidratación por la infección gastrointestinal y manejar las posibles complicaciones, por lo que puede hacer falta la diálisis o la transfusión de sangre y plaquetas. Pueden ser también útiles otras medidas como extraer sangre y reemplazarla por plasma con anticuerpos, para mejorar la capacidad defensiva. El uso de antibióticos es controvertido.

Síndrome urémico hemolítico: Prevención

El síndrome urémico hemolítico puede intentar prevenirse evitando entrar en contacto con la bacteria Escherichia coli, que puede estar en ciertos alimentos: - Carne picada. - Leche sin pasteurizar. - Lechuga u otros vegetales que han podido estar en contacto con aguas contaminadas.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR