Síndrome del cuidador quemado: Síntomas

Síntomas

Los principales síntomas para sospechar que alguien padece el síndrome del cuidador quemado son:

  • Agotamiento físico y mental
  • Cambios de humor repentinos (labilidad emocional)
  • Síntomas de depresión: llanto, tristeza vital, desánimo, inapetencia, etc.
  • Síntomas de ansiedad: nerviosismo, agitación, palpitaciones, dificultad respiratoria, etc
  • Conductas de consumo abusivas, como tabaco, alcohol y otras
  • Insomnio y trastorno del sueño
  • Alteraciones del apetito y del peso, tanto por exceso (comer más, ganar peso), como por defecto (falta de apetito, perder peso)
  • Aislamiento social, soledad, encerrarse en uno mismo o dejar de lado las relaciones personales por no tener ni tiempo ni ganas de encontrarse o hablar con nadie
  • Sensación de “no poder más”
  • Irritabilidad, perder los nervios ante cualquier situación.
  • Agresividad, tensión o reacciones desmesuradas, contra la persona dependiente y también contra otras personas que puedan ayudar en los cuidados o cuidadores auxiliares, por ejemplo, impacientarse, exigir demasiado o pensar que nadie hace los cuidados como uno mismo, etc
  • Preocupación excesiva y estrés ante cualquier nueva situación o imprevistos
  • Problemas de memoria, atención, sensación de lentitud mental (dificultades cognitivas)
  • Problemas laborales si trabaja fuera de casa además de cuidar a la persona dependiente
  • Somatizaciones, es decir, presentar síntomas de alteraciones físicas que tienen origen en el área psicológica de la persona.

También es común que aparezcan sentimientos que resultan conflictivos para el propio cuidador/a:

  • Deseo de cuidar y de hacerlo bien, pero tener la sensación de que la situación escapa del propio control.
  • Sentirse mal por no haber reaccionado, afrontado situaciones o hecho cosas como se supone que había que hacerlo.
  • Sentir que no se está a la altura de las circunstancias a pesar de estar ofreciendo toda la voluntad y todo el empeño.
  • Culpabilizarse cuando se disfruta de tiempo personal para uno mismo, cuando se está disfrutando de un descanso o incluso cuando se pide o necesita un tiempo propio.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!