Síndrome de Wolff-Parkinson-White: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento del Síndrome de Wolff-Parkinson-White puede variar en función de la situación del paciente. Si la persona no tolera bien la arritmia hará falta una cardioversión eléctrica. Si la tolera bien se puede probar con tratamiento médico, como la adenosina.

El tratamiento definitivo para el Síndrome de Wolff-Parkinson-White es una destrucción de la vía eléctrica anormal mediante la ablación  con catéter por radiofrecuencia, pero esta técnica también tiene sus riesgos por lo que hay que elegir bien a qué pacientes les puede ser útil.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR