Síndrome de Wegener

Síndrome de Wegener: ¿Qué es?

El síndrome de Wegener también se llama granulomatosis de Wegener o poliangitis granulomatosa.

Es un trastorno poco frecuente que provoca la inflamación de los vasos sanguíneos o vasculitis, y como consecuencia afecta a los órganos principales del cuerpo.

Afecta a adultos de mediana edad, es muy rara en los niños y es más común en zonas del norte de Europa.

Síndrome de Wegener: Causas

La causa del síndrome de Wegener se desconoce de forma exacta, pero sí se sabe que se trata de una enfermedad autoinmune. Afecta principalmente los vasos sanguíneos de la nariz, los senos paranasales, los oídos, los pulmones y los riñones;  aunque también puede afectar a otras áreas del organismo.

Síndrome de Wegener: Síntomas

Los síntomas del síndrome de Wegener son:
  • Sinusitis frecuente, es el síntoma más común.
  • Fiebre sin una causa evidente
  • Sudores fríos
  • Fatiga y malestar general
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso
  • Infecciones de oído crónicas
  • Sangrados nasales
  • Llagas en la nariz
  • Tos, a veces con sangre en el esputo
  • Dolor en el pecho y dificultad respiratoria cuando avanza la enfermedad
  • Hematomas y úlceras en la piel
  • Problemas renales
  • Sangre en la orina
  • Problemas oculares que van desde una conjuntivitis leve hasta una inflamación ocular grave
Los síntomas menos frecuentes son: dolor articular (artritis) , dolor abdominal, debilidad muscular.

Síndrome de Wegener: Diagnóstico

Para el diagnóstico del síndrome de Wegener se realizan análisis de sangre que incluya la detección de los auto-anticuerpos llamados ANCA (por sus siglas en inglés de anticuerpo citoplasmáticos antineutrófilos). También se realizan análisis de orina, radiografía de tórax, TAC torácico o de los senos paranasales y en ocasiones una biopsia de los tejidos afectados para confirmar el diagnóstico.

Síndrome de Wegener: Tratamiento

El tratamiento del síndrome de Wegener se basa en disminuir la respuesta autoinmunitaria. Para ello se administran medicamentos como corticoides o inmunosupresores. También pueden ser necesarios otros tratamientos para prevenir o evitar los efectos secundarios de los fármacos para tratar la enfemedad, por ejemplo, medicamentos para prevenir la pérdida de masa ósea provocada a largo plazo por los corticoides, el ácido fólico si se toma el inmunosupresor metotrexato. Además pueden requerirse antibióticos para prevenir y tratar infecciones pulmonares que puedan añadirse. Con el tratamiento el pronóstico en la mayoría de casos es favorable. A veces puede repetirse un episodio de enfermedad al cabo de los años, por lo que son necesarios controles se seguimiento.

Síndrome de Wegener: Prevención

No existe una forma conocida de prevenir el síndrome de Wegener.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR