Síndrome de vasoconstricción cerebral reversible: Diagnóstico

Diagnóstico

Características que nos han de hacer sospechar que nos encontramos  ante este síndrome:

1. Cefalea severa aguda acompañada o no de síntomas o signos neurológicos asociados.

2. No evidencia de hemorragia subaracnoidea aneurismática.

3. Arteriografía, AngioRM o AngioTAC con vasoconstricción arterial segmentaria cerebral.

4. LCR normal o con mínimas alteraciones.

5. Reversibilidad de los hallazgos angiográficos en las primeras 12 semanas tras el debut.

Pruebas complementarias:

- TAC Craneal: para descartar hemorragia cerebral.

- Resonancia magnética cerebral: suele ser normal y puede presentar cambios compatibles con ictus isquémicos o hemorrágicos debido a la intensa vasoconstricción y posterior reperfusión.

- Punción lumbar: se realiza para descartar  procesos inflamatorios como vasculitis o infecciones del sistema nervioso central. En el 90% de los casos el análisis de LCR es normal.

- AngioRM o AngioTAC: para descartar otras causas de cefalea intensa como puede ser la trombosis de senos, disección arterial y descartar la presencia de aneurismas.

- Arteriografía: es el patrón de referencia, suele mostrar de forma característica arterias con áreas alternas de vasoconstricción y vasodilatación en forma de collar de cuentas en múltiples territorios vasculares. Estas alteraciones se encuentran en las arterias de mediano y gran calibre, tanto en la circulación anterior como posterior, y se deben resolver en un plazo de doce semanas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!