Síndrome de taquicardia postural ortostática: Tratamiento

Tratamiento

Para tratar el síndrome de taquicardia postural ortostática es necesario una serie de medidas físicas y farmacológicas.

Por un lado, se aconseja potenciar la musculatura de las piernas para mejorar la capacidad de bombear la sangre.

Respecto a los fármacos existen varias opciones, por ejemplo ciertos corticoides como la fludrocortisona, o beta-bloqueantes como atenolol, metoprolol o propanolol. Además, ciertos antidepresivos como los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina pueden ayudar a regular el sistema nervioso autónomo y aumentar la presión arterial.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR