Síndrome de Stevens-Johnson: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento del síndrome de Stevens-Johnson variará en función de la gravedad de los síntomas. Lo primero será retirar el agente que causa la enfermedad.

Si éstos son leves se pueden utilizar antihistamínicos, compresas húmedas sobre las lesiones, analgésicos o anestésicos sobre la piel. Si los síntomas son más graves será necesario el uso de antibióticos, corticoides, inmunoglobulinas intravenosas y en ocasiones, el ingreso en la unidad de quemados para un buen manejo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR