Síndrome de Stevens-Johnson: Síntomas

Síntomas

El síndrome de Stevens-Johnson suele alternar un cuadro de malestar generalizado que suele acompañarse de fiebre, dolores en las articulaciones, dolor ocular, picor ocular  y sobre todo lesiones en la piel que aparecen de manera repentina en forma de vesículas y ampollas.

En los casos más graves se puede acompañar de deshidratación, problemas respiratorios, arritmias, pericarditis, estupor, coma e incluso muerte.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR