Síndrome de Reye: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento para el síndrome de Reye no es específico para esta enfermedad, es decir, no existe un tratamiento propio o curativo, sino que la actitud terapéutica se centra en mantener las condiciones óptimas de soporte vital para que el organismo sea capaz de vencer la enfermedad por sí mismo.

Durante el ingreso se requerirá de un control estricto de la presión intracraneal, gastometría arterial y equilibrio del pH de la sangre. En ocasiones es preciso soporte respiratorio, es decir, ventilación mecánica, si la persona no puede mantener la respiración por sí misma, por ejemplo si está en coma profundo. También son necesarios sueros con glucosa y sales minerales vía intravenosa. Los medicamentos corticoides contribuyen a reducir la inflamación que se produce en el cerebro y evitar complicaciones derivadas de este aumento de presión.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!