Síndrome de post-poliomielitis: Síntomas

Síntomas

Los síntomas del síndrome de post-poliomielitis incluyen una debilidad muscular de lenta evolución, una fatiga muscular y general que no es habitual en el paciente, también atrofia muscular.  

Es común que ocurra degeneración articular y dolor, asi como deformidades de los huesos y escoliosis (deformación lateral de las curvaturas de la columna vertebral).

Algunos pacientes tienen solamente síntomas leves.

Es muy raro que este síndrome suponga una amenaza para la vida, aunque si la debilidad muscular afecta a los músculos de la respiración, puede ocasionar dificultades para realizar el intercambio de gases respiratorios adecuadamente.

A veces también puede ocurrir que una debilidad en los músculos de la deglución provoque aspiración de alimentos hacia los pulmones y causar asfixia o neumonías por aspiración.

Según haya sido la debilidad y discapacidad después del brote la infección de poliomielitis ya pasada, se puede predecir cómo será el desarrollo del síndrome de post-polio. Por ejemplo, los pacientes que tuvieron síntomas mínimos de poliomielitis, es más probable que tengan también síntomas leves en el síndrome post-polio, o que ni siquiera lo lleguen a desarrollar. Mientras que las personas que originalmente tuvieron una afectación muy grave del virus de la poliomielitis y lograron una gran recuperación, tienen más tendencia a desarrollar un síndrome de post-polio más severo con mayor pérdida de la función muscular y una fatiga más intensa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR