Síndrome de post-poliomielitis: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico del sindrome post-poliomielitis se realiza en base a la historia clínica detallada y a la exploración física que incluya un examen neuromuscular completo. También se deben descartar otros tipos de trastorno del sistema nervioso que causen síntomas parecidos.

Existen una serie de criterios de diagnóstico del síndrome de post-polio:

  • Haber padecido una poliomielitis paralítica anteriormente, con evidencia de pérdida de neuronas motoras, confirmada por los antecedentes de enfermedad con parálisis aguda, signos de debilidad residual y atrofia muscular que se definan  en un examen neuromuscular, y signos de daño nervioso en la electromiografía.
  • Haber tenido un período de recuperación de la función motora parcial o completa después de la poliomielitis paralítica aguda, y después un largo tiempo de una actividad neuromuscular estable, por ejemplo, 15 años o más.
  • Inicio gradual de nueva debilidad muscular progresiva y persistente, o de fatiga muscular anormal que implique resistencia disminuida, con o sin fatiga generalizada, atrofia muscular, o dolor muscular y articular. A veces ese inicio puede ocurrir después de un traumatismo, una operación o un período de inactividad, o también puede aparecer de forma espontánea.
  • Esos nuevos síntomas persisten al menos durante un año.
  • Se excluyen por estudio diagnóstico otras enfermedades.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR