Síndrome de MoyaMoya: Síntomas

Síntomas

El síndrome de moyamoya suele manifestarse clínicamente de manera diferente según aparezca en niños o en adultos.

En la niñez suele dar la cara como ataques isquémicos (falta de llegada de sangre al cerebro) que pueden ser transitorios o algo más mantenidos (infartos cerebrales). En los adultos, suele manifestar como una hemorragia intracraneal.

Debido al origen vascular de este síndrome, suelen darse síntomas de alteración en la conciencia, dificultad en el habla, problemas de visión, parálisis de alguna parte del cuerpo, déficits sensoriales…

Los dolores de cabeza también son un síntoma frecuente en el síndrome de moyamoya. Esta cefalea suele aparecer como una migraña.

En niños con síndrome moyamoya se ha visto como el cociente intelectual suele ser más bajo.

También es habitual que estas personas sufran ataques epilépticos de repetición.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!