Síndrome de la mano ajena

¿Qué es?

El síndrome de la mano ajena es un trastorno neurológico poco frecuente en que la persona sufre movimientos involuntarios e incontrolados de uno de los dos brazos y manos, con una sensación extraña como si cobrara vida propia (personificación). También se llama síndrome de la mano alienígena o de la mano extraña.

El síndrome de la mano ajena o de la mano alienígena fue descrito por primera en el año 1908 vez por el médico alemán Dr. Kurt Goldstein que observó los síntomas en personas que habían sido operados con un corte del cuerpo calloso (comisurotomía) por ejemplo en el tratamiento de crisis de epilepsia muy complicadas de mejora por otros tratamientos.

En nuestros reportajes encontrarás la mejor información del sindrome de la mano ajena

Causas

Las causas del síndrome de la mano ajena pueden ser:
  • Lesiones en el cuerpo calloso, que es la estructura que une y comunica los dos hemisferios cerebrales para su acción combinada y coordinada.
  • Lesiones en el lóbulo frontal o en la corteza cerebral.
Estas lesiones pueden deberse a:
  • Tumores cerebrales
  • Aneurismas
  • Traumatismos craneales
  • Cirugía cerebral anterior, por ejemplo, operación del cuerpo calloso (comisurotomía).

Síndrome de la mano ajena: Síntomas

Los síntomas del síndrome de la mano ajena son:
  • Percepción del tacto en la mano pero creencia de que no forma parte del cuerpo y de que no se tiene control sobre los movimientos de la mano.
  • La persona no es consciente de que la mano realiza ciertos actos complicados por su cuenta, por ejemplo abotonar una camisa.
 

Síndrome de la mano ajena: Diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de la mano ajena se basa en la historia clínica y la exploración física. Las pruebas de imagen radiológica del sistema nervioso central como TAC o resonancia permiten valorar las lesione cerebrales que causan el síndrome.

Síndrome de la mano ajena: Tratamiento

No existe un tratamiento eficaz para el síndrome de la mano ajena. Si se detectan las lesiones cerebrales que se asocian al síndrome se pueden tratar como convenga según si se trata de un tumor, un aneurisma, etc. Para minimizar los síntomas se pueden mantener ocupada la mano, por ejemplo, sujetando algún objeto.

Síndrome de la mano ajena: Prevención

No existe una prevención eficaz para el síndrome de la mano ajena.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR