Síndrome de Koro

¿Qué es?

El síndrome de Koro es un trastorno mental en el que la persona tiene un miedo o creencia irracional a padecer una retracción en los genitales. También se conoce como síndrome de retracción genital.

La mayoría de personas que sufren este síndrome son hombres, pero también pueden padecerlo las mujeres.

El síndrome de Koro tiene su origen en China. Existen textos muy antiguos del año 300 a.C. donde ya se mencionaba esa creencia angustiosa a que los genitales se pudieran retraer. Durante siglos hasta la década de los años 1970 se consideraba que el síndrome de Koro estaba vinculado únicamente a la cultura asiática, pero también suceden casos entre personas de diferentes culturas occidentales.

Causas

La causa del síndrome de Koro no está claramente definida, pero existen algunos factores precipitantes que se han identificado al relacionar fenómenos como baños de agua fría, masturbación o contacto sexual con prostitutas.

Síndrome de Koro: Síntomas

El síndrome de Koro no es un trastorno que produzca daños físicos. Sin embargo, suceden algunos problemas cuando la persona se lesiona al usar cordones de zapatos, sedal de pesca u otros objetos para intentar evitar la supuesta retracción del pene y extenderlo o sujetarlo hacia fuera. Los principales síntomas suceden a nivel psicológico, produciendo una intensa ansiedad de perder los genitales, de que estos sean retraídos o absorbidos dentro del cuerpo o de sufrir una castración. En las mujeres también se puede manifestar con miedo a que tanto los genitales externos como los pezones se retraigan hacia el interior del cuerpo. La persona también puede presentar un miedo irracional a la muerte como consecuencia de la supuesta retracción de los genitales o pezones.

Síndrome de Koro: Diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de Koro se basa en unos criterios clínicos y psicológicos que están recogidos en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM). Anteriormente se había valorado el síndrome de Koro como un tipo de trastorno dismórfico corporal con particularidades y relaciones culturales específicas. Pero se ha valorado como un trastorno independiente que debe cumplir una serie de criterios para clasificarse como tal. Su diagnóstico se debe diferenciar de cualquier anomalía o malformación urológica física o enfermedades en las que sí ocurre una alteración en el tamaño del pene o los pezones.

Síndrome de Koro: Tratamiento

El tratamiento del síndrome de Koro se realiza principalmente mediante psicoterapia, con los objetivos de calmar la intensa ansiedad y miedo que produce en el paciente y también formar sobre la anatomía sexual masculina y femenina. Además, se valora y trata el posible conflicto sexual que pueda relacionarse con el síndrome tanto como causa o consecuencia.

Síndrome de Koro: Prevención

La prevención del síndrome de Koro no se conoce con exactitud, pero al jugar un papel muy relevante las creencias y tradiciones culturales, un modo de prevenir el desarrollo del trastorno podría pasar por la formación e información adecuada sobre la anatomía genital, el ciclo reproductivo y la sexualidad en general.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR