Síndrome de dolor regional complejo: Síntomas

Síntomas

El síntoma principal del síndrome de dolor regional complejo (SDRC) es el dolor.

Las características de este dolor son:

  • Es intenso y urente, más intenso y desproporcionado a lo que se esperaría por lesión que lo ha provocado (en caso de que haya habido lesión).
  • Empeora con el tiempo, en lugar de mejorar.
  • Se puede propagar más allá de lugar de la lesión inicial, por ejemplo a toda la extremidad o también al lado opuesto del cuerpo.

Además del dolor, pueden ir acompañados los siguientes síntomas:

  • Mayor sensibilidad en la piel ante el mínimo roce.
  • Cambios en la temperatura de la piel: más caliente o más fría en comparación con la extremidad opuesta.
  • Cambios en el color de la piel: con manchas, con áreas de color púrpura, rojo o pálido
  • Cambios en la textura de la piel: brillante y delgada, o con excesiva sudoración
  • Cambios en los patrones de crecimiento de las uñas y del vello
  • Inflamación y rigidez en las articulaciones afectadas
  • Menos capacidad para mover la parte del cuerpo afectada.

Si el dolor y otros síntomas son intensos o duraderos, muchas personas pueden sufrir además depresión o ansiedad.

Se describen tres fases en la evolución del SDRC:

Fase 1:

  • Dura de 1 a 3 meses.
  • Dolor urente e intenso que empeora con el más ligero toque o roce.
  • Cambios en la temperatura de la piel, alternando entre caliente y frío.
  • Crecimiento más rápido de las uñas y el pelo.
  • Espasmos musculares y dolor articular.
  • Piel que lentamente se torna manchada, púrpura, pálida o roja; delgada y brillante; inflamada; y más sudorosa.

Fase 2:

  • Dura de 3 a 6 meses.
  • Dolor que está empeorando.
  • Los cambios en la piel son contínuos
  • Uñas que se rompen más fácilmente.
  • Crecimiento de cabello más lento.
  • Articulaciones rígidas y músculos débiles.

Fase 3:

Se observan cambios irreversibles.

  • Dolor que abarca toda la extremidad.
  • Movimiento limitado en la extremidad debido contracturas en los músculos y tendones
  • Atrofia muscular.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!