Síndrome de dolor regional complejo: Síntomas

Síntomas

El síntoma principal del síndrome de dolor regional complejo (SDRC) es el dolor.

Las características de este dolor son:

  • Es intenso y urente, más intenso y desproporcionado a lo que se esperaría por lesión que lo ha provocado (en caso de que haya habido lesión).
  • Empeora con el tiempo, en lugar de mejorar.
  • Se puede propagar más allá de lugar de la lesión inicial, por ejemplo a toda la extremidad o también al lado opuesto del cuerpo.

Además del dolor, pueden ir acompañados los siguientes síntomas:

  • Mayor sensibilidad en la piel ante el mínimo roce.
  • Cambios en la temperatura de la piel: más caliente o más fría en comparación con la extremidad opuesta.
  • Cambios en el color de la piel: con manchas, con áreas de color púrpura, rojo o pálido
  • Cambios en la textura de la piel: brillante y delgada, o con excesiva sudoración
  • Cambios en los patrones de crecimiento de las uñas y del vello
  • Inflamación y rigidez en las articulaciones afectadas
  • Menos capacidad para mover la parte del cuerpo afectada.

Si el dolor y otros síntomas son intensos o duraderos, muchas personas pueden sufrir además depresión o ansiedad.

Se describen tres fases en la evolución del SDRC:

Fase 1:

  • Dura de 1 a 3 meses.
  • Dolor urente e intenso que empeora con el más ligero toque o roce.
  • Cambios en la temperatura de la piel, alternando entre caliente y frío.
  • Crecimiento más rápido de las uñas y el pelo.
  • Espasmos musculares y dolor articular.
  • Piel que lentamente se torna manchada, púrpura, pálida o roja; delgada y brillante; inflamada; y más sudorosa.

Fase 2:

  • Dura de 3 a 6 meses.
  • Dolor que está empeorando.
  • Los cambios en la piel son contínuos
  • Uñas que se rompen más fácilmente.
  • Crecimiento de cabello más lento.
  • Articulaciones rígidas y músculos débiles.

Fase 3:

Se observan cambios irreversibles.

  • Dolor que abarca toda la extremidad.
  • Movimiento limitado en la extremidad debido contracturas en los músculos y tendones
  • Atrofia muscular.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR