Síndrome de Chilaiditi: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento del síndrome de Chilaiditi es habitualmente conservador.

Los síntomas disminuyen con reposo en cama y  medidas no quirúrgicas que alivien los síntomas: hidratación, enemas, dieta rica en fibra y descompresión nasogástrica (es decir, drenar el contenido del estómago con una sonda desde la nariz hasta el estómago).

Normalmente las personas que sufren este síndrome suelen responder muy bien al tratamiento conservador.

Si hay complicaciones se recurre a la cirugía, que consiste en efectuar una hepatopexia, es decir, la fijación del hígado a la pared intestinal. Los resultados son en general satisfactorios.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!