Síndrome de Chilaiditi

¿Qué es?

El síndrome de Chilaiditi es un trastorno producido por una colocación anómala del colon transverso (parte media del intestino grueso) de forma interpuesta entre el hígado y el diafragma.

Puede observarse en una radiografía como un hallazgo casual asintomático, es decir, sin que ocasione ninguna molestia. En este caso se denomina signo de Chilaiditi.

Se ha comprobado que puede encontrarse el signo de Chilaiditi en un 0.02 % a 0.2% de todas las radiografías que se realicen por cualquier otro motivo.

Es más común en hombres que en mujeres, y también en mayores de 65 años, aunque puede hallarse en cualquier edad.

El lugar de mayor incidencia del mundo es en Irán, donde se ha informado una tasa anual del 0.22% de la población general.

El nombre de este síndrome se debe al radiólogo vienés Demetrius Chilaiditi, quien lo definió en 1910.

Causas

El síndrome de Chilaiditi no tiene una causa que se conozca con exactitud. Se ha relacionado con una fijación anómala del colon en su lugar anatómico habitual, bien sea por defecto o por ausencia de los ligamentos suspensorios del colon, es decir, los ligamentos que lo sostienen dentro de la cavidad abdominal. También se ha relacionado con una alteración en la que el hígado carece de su lóbulo derecho de forma congénita, o con una elevación de la mitad derecha del músculo diafragma, o con una mala rotación congénita del intestino, entre otras alteraciones. Otras asociaciones del síndrome de Chilaiditi son enfermedades como:  obesidad,  riñón ectópico (un riñón fuera de su localización habitual), retraso mental, esquizofrenia, arritmias cardiacas e insuficiencia respiratoria, Síndrome de Cushing, Síndrome de Ehlers-Danlos. Parecen ser que hay algunos factores predisponentes, como una cirugía abdominal previa, el estreñimiento y la aerofagia o gases.

Síndrome de Chilaiditi: Síntomas

El síndrome de Chilaiditi puede presentar:
  • Dolor abdominal, con episodios intermitentes repetitivos de dolor, que en ocasiones se pasan solos.
  • Vómitos.
  • Estreñimiento
  • Distensión abdominal
  • Pérdida de apetito.
  • A veces puede aparecer disnea (dificultad respiratoria) o dolor pleurítico (un tipo de dolor en un costado del tórax que se incrementa con la respiración).
Puede ocurrir algunas complicaciones, por ejemplo, un vólvulo intestinal (rotación de una asa de intestino) perforación intestinal y obstrucción intestinal.

Síndrome de Chilaiditi: Diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de Chilaiditi se puede hacer mediante una radiografía de tórax y abdomen. En la radiografía se distingue una imagen de gas interpuesto entre la mitad derecha del diafragma y el hígado, lo que se llama propiamente el signo de Chilaiditi. Si hay dudas se realiza una tomografía axial computarizada (TAC) tóraco-abdominal. El diagnóstico diferencial se hace con enfermedades como: neumoperitoneo, hernia diafragmática, neumatosis intestinal, absceso subfrénico y quiste hidatídico.

Síndrome de Chilaiditi: Tratamiento

El tratamiento del síndrome de Chilaiditi es habitualmente conservador. Los síntomas disminuyen con reposo en cama y  medidas no quirúrgicas que alivien los síntomas: hidratación, enemas, dieta rica en fibra y descompresión nasogástrica (es decir, drenar el contenido del estómago con una sonda desde la nariz hasta el estómago). Normalmente las personas que sufren este síndrome suelen responder muy bien al tratamiento conservador. Si hay complicaciones se recurre a la cirugía, que consiste en efectuar una hepatopexia, es decir, la fijación del hígado a la pared intestinal. Los resultados son en general satisfactorios.

Síndrome de Chilaiditi: Prevención

Para el síndrome de Chilaiditi no se conoce una forma de prevención eficaz.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR