Síndrome de Behçet: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento del síndrome de Behçet va encaminado a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos, que desencadenan los síntomas. Suelen usarse los corticoides, ya sea tópicos u orales; los antiinflamatorios y analgésicos para aliviar.

Últimamente, se han desarrollado fármacos inmunosupresores como la azatioprina, la ciclosporina, el tacrolimus, la ciclofosfamida, el metotrexato o el interferón alfa que intentan frenar el posible proceso inmunológico que origina la enfermedad.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Artículos relacionados