Síndrome de Behçet

¿Qué es?

El síndrome de Behçet es una enfermedad reumática crónica que suele evolucionar en brotes, de forma que se manifiesta inflamando los vasos sanguíneos y dando síntomas en varias partes del cuerpo.

Causas

Las causas que explican el síndrome de Behçet no están claras, aunque se considera que tiene un origen autoinmune. La edad en la que suele comenzar esta enfermedad oscila entre los 20-40 años. Parece que es algo más frecuente en mujeres pero en los hombres los síntomas suelen ser más intensos.

Síndrome de Behçet: Síntomas

El síndrome de Behçet puede dar síntomas en diferentes partes del cuerpo, como úlceras orales y genitales, que pueden ser los primeros en aparecer. También son frecuentes las manifestaciones cutáneas, ya sea en forma de foliculitis, forúnculos, vesículas o manchas. Son habituales las molestias oculares, que pueden ocasionar complicaciones como las cataratas o el glaucoma, que puede llevar a la ceguera. Las articulaciones también suelen doler. Las personas con esta enfermedad son más frecuentes a sufrir episodios de trombosis. Destacar la posibilidad de manifestaciones neurológicas que pueden simular un cuadro de esclerosis múltiple. El aparato digestivo también puede resentirse en estos pacientes que pueden sufrir nauseas, anorexia, inapetencia o esofagitis.

Síndrome de Behçet: Diagnóstico

El síndrome de Behçet se diagnostica realizando un seguimiento de los síntomas durante un tiempo ya que no existe ninguna prueba de laboratorio específica para su diagnóstico. Por lo tanto, las pruebas complementarias que se hagan en estos casos serán para descartar otras enfermedades que pudieran dar síntomas parecidos.

Síndrome de Behçet: Tratamiento

El tratamiento del síndrome de Behçet va encaminado a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos, que desencadenan los síntomas. Suelen usarse los corticoides, ya sea tópicos u orales; los antiinflamatorios y analgésicos para aliviar. Últimamente, se han desarrollado fármacos inmunosupresores como la azatioprina, la ciclosporina, el tacrolimus, la ciclofosfamida, el metotrexato o el interferón alfa que intentan frenar el posible proceso inmunológico que origina la enfermedad.

Síndrome de Behçet: Prevención

Al desconocer la causa del síndrome de Behçet es imposible prevenir su presentación. Lo que sí se puede hacer es prevenir las complicaciones siguiendo el tratamiento para evitar su avance.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR