Síndrome de Alport: Diagnóstico

Diagnóstico

Para diagnosticar el síndrome de Alport es muy importante fijarnos en los síntomas ya que es habitual que aparezca hematuria, hipertensión y la formación de cataratas. Harán falta una serie de pruebas complementarias como un análisis de sangre y orina, un estudio genético que demuestre la alteración genética y una biopsia renal donde se aprecien las lesiones típicas de esta enfermedad.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR