Síndrome coronario agudo: Diagnóstico

Diagnóstico

En el diagnóstico del síndrome coronario agudo es muy importante la historia clínica y la exploración física que permiten la primera sospecha diagnóstica, junto con las pruebas complementarias que lo confirmen.

Estas pruebas pueden incluir:

  • Electrocardiograma: que mide la actividad eléctrica de su corazón.
  • Análisis de sangre, que incluyen determinados enzimas procedentes de las células musculares cardíacas que sirven como marcadores de la lesión en el miocardio.
  • Ecocardiografía: permite visualizar si el corazón ha sufrido daños y otros problemas de su función en el bombeo de la sangre
  • Angiografía coronaria:  mediante un catéter se inyecta un líquido de contraste radiológico que permite observar el flujo de sangre en las arterias coronarias para detectar cualquier alteración de su trayecto, como una obstrucción o un estrechamiento (estenosis).
  • AngioTAC y resonancia magnética cardíaca: son pruebas que permiten visualizar con detalle la anatomía de las arterias coronarias.

Además de las anteriores, hay otras pruebas que permiten completar el estudio de las causas del síndrome coronario agudo como la prueba de esfuerzo o la ecocardiografía de esfuerzo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!