Síndrome compartimental: Síntomas

Síntomas

Los síntomas del síndrome compartimental se explican por cómo se produce. Al aumentar la presión dentro del compartimento muscular hace que disminuya la presión de los capilares sanguíneos por lo que llegaría menos sangre, haciendo una isquemia tanto a nivel del músculo como de los nervios por lo que esta zona tendría una tonalidad azulada (cianosis). Esto hará que aparezcan hormigueos (parestesias), pérdida de sensibilidad y movilidad, parálisis, disminución del pulso y finalmente necrosis (muerte) de las fibras musculares que se remplazan por tejido cicatricial que hará que este nuevo músculo esté contracturado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR