Sífilis: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la sífilis se puede realizar por diversos métodos:

  • Diagnóstico directo: observación de la bacteria a través del microscopio en una muestra del líquido que supura de las úlceras o chancros en la piel (sífilis primaria), o de otras lesiones cutáneas (sífilis secundaria). Es el método más inmediato y económico, pero el resultado negativo no descarta totalmente la infección.
  • Diagnóstico indirecto o serológico: se detectan en la sangre los anticuerpos contra la bacteria. Para que los anticuerpos sean positivos es necesario que hayan pasado entre 14 y 20 días desde el contagio. Es el método más utilizado y hay muchas variedades de procedimientos en el laboratorio. Se dividen en pruebas no treponémicas o reagínicas y pruebas treponémicas. Cada una de ellas tiene diferente sensibilidad y especificidad, por lo que se recomienda realizar una combinación de ambos tipos.

Además de la demostración de la presencia de la bacteria en el organismo, se pueden realizar diferentes pruebas complementarias para valorar el daño a los distintos órganos, como ecocardiografía, angiografía, punción lumbar y análisis del líquido cefalorraquídeo…

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR