SIDA

¿Qué es?

El SIDA o síndrome de la inmunodeficiencia adquirida es una enfermedad producida por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), y  se caracteriza por que el organismo tiene unos niveles bajos de defensas que favorecen las infecciones oportunistas.

El VIH ataca directamente al sistema inmunitario debilitándolo y haciendo a la persona que infecta  más vulnerable a diferentes enfermedades.

En condiciones normales nuestro cuerpo cuenta con un poderoso sistema inmunitario, un mecanismo de autodefensa que lo protege ante cualquier agresión no reconocida y potencialmente perjudicial, empleando diferentes células, como los linfocitos o glóbulos blancos. Cuando este sistema inmunitario es insuficiente porque está debilitado, como ocurre en la infección por el VIH, microorganismos que en condiciones normales no podrían afectarnos encuentran la vía de penetrar y provocar infecciones.

Ser seropositivo implica que se está infectado por el VIH, pero eso no implica que se tenga SIDA.

Se estima que en España hay en torno a 170.000 personas seropositivas y se diagnostican anualmente 9,4 nuevos casos  de infección por  VIH por cada cien mil habitantes. Esto supone una tasa similar a la de países de nuestro entorno, pero superior a la media europea.

Se calcula que entre el 25 % al 30% de las personas seropositivas desconocen que lo son.

El número de nuevos casos  de SIDA diagnosticados anualmente  está en torno a 1,7 por cada cien mil habitantes.

Los mecanismos de transmisión del VIH son tres:

  • Transmisión sexual, siendo las relaciones heterosexuales sin protección con una persona infectada por el VIH la vía más frecuente de transmisión.
  • Transmisión parenteral. El uso compartido de jeringuillas entre usuarios de drogas es la segunda forma de transmisión.
  • Transmisión vertical o perinatal. La transmisión al feto o al recién nacido se puede producir  durante el embarazo, en el momento del parto y por la lactancia materna. Este mecanismo ha disminuido mucho en los últimos años gracias a las medidas adoptadas.

Reportajes sobre el Sida

Causas

Una vez que se produce  una infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) por cualquiera de los mecanismos de transmisión descritos en el apartado ¿Qué es?, se desencadena el ataque  a las denominadas células diana del organismo. El objetivo del VIH es penetrar en el interior de esas células diana que le servirán para replicarse.  Para reconocer cuáles son las células a las que tiene que invadir, el virus busca células que tengan en su superficie una proteína específica, denominada receptor CD4. Una vez que el virus se une a este receptor, es capaz de penetrar por absorción al interior de la célula. Las células diana que tienen en su superficie ese receptor son los linfocitos T-CD4+ y las células llamadas monocitos y los macrófagos así como células derivadas de los macrófagos como son las células dendríticas, las de Langerhans, las de Kupffer del hígado y las de la microglia del sistema  nervioso central. En los días iniciales tras producirse la infección por el VIH, este se muestra sumamente activo, produciendo la reducción de los linfocitos y su diversidad ya que destruye linfocitos especializados y que no se recuperan posteriormente. Durante los primeros días de la infección por el VIH, el virus, sumamente activo, consigue infectar a las poblaciones de linfocitos existentes y causar daños importantes no sólo porque reduce la cantidad de linfocitos, sino también porque reduce su variedad, es decir, destruye linfocitos especializados en distintos tipos de tareas, que no se pueden volver a recuperar.  En las siguientes 2 a 4 semanas el virus eleva mucho sus niveles en la sangre, replicándose continuamente. Hay personas que presentan en estos momentos síntomas similares a la gripe, incluyendo malestar general, fiebre, dolor de cabeza, etc. A esta fase de la infección por VIH se le llama Síndrome de Infección Aguda y dura hasta 3 semanas. Es una fase clave, ya que el VIH logra invadir otras células del organismo: en intestino, sistema nervioso y otros tejidos. De los 2 a los 6 meses, el sistema inmunitario ha producido anticuerpos frente al VIH, es cuando se dice que la persona infectada es “seropositiva”.  Esto también significa que el VIH está establecido en el organismo. Ser seropositivo no significa tener sida, sino que se está infectado por el VIH. Mientras que el organismo sea capaz de combatirlo con el sistema inmunitario, no aparecerán las enfermedades  y síntomas característicos del SIDA y la persona puede llevar una vida normal, pero es un portador asintomático y con capacidad de transmitir la enfermedad por los mecanismos ya comentados.

Reportajes sobre el Sida

SIDA: Síntomas

El virus destruye o bloquea las defensas del organismo facilitando el desarrollo enfermedades como  las llamadas infecciones oportunistas y tumores. El paciente seropositivo puede permanecer asintomático, es decir, no tener síntomas de ninguna enfermedad,  durante meses o años. Hay una serie de enfermedades, signos y síntomas que son característicos cuando una persona tiene su sistema inmunitario muy débil debido a la infección por el VIH. A ese conjunto de enfermedades oportunistas y  tumores característicos que desarrolla una persona seropositiva es a lo que se denomina Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Los síntomas que desarrollan los pacientes con SIDA, debido a las infecciones oportunistas y los tumores son:
  • Linfadenopatía generalizada persistente. Presencia de ganglios durante más de tres meses de ganglios linfáticos >1 cm. en dos o más localizaciones extrainguinales sin una causa que lo justifique. Cuando los ganglios disminuyen de tamaño estamos ante una fase avanzada de la enfermedad y es un signo de mal pronóstico.
  • Infecciones oportunistas:
    • Por hongos. La candidiasis es la más frecuente. Son lesiones en la mucosa de la boca (muguet), faríngea y vaginal. En enfermedad avanzada, también en tráquea, bronquial, pulmonar o esofágica. Otras infecciones por hongos las producen el cryptococcusneoformans que provoca meningitis y el pneumocystisjirovecii que provoca neumonía.
    • Por parásitos: Toxoplasma gondii, provoca abscesos cerebrales y cursa con convulsiones. Parásitos intestinales, como crytosporidium, isospora belli, microsporidios y cyclospora, que producen diarreas prolongadas..Leishmaniadonovani, con hepato-esplenomegalia, fiebre, sudoración.
    • Por bacterias. Entre otras: las causantes de diarrea como salmonella, shigella, campylobacter y clostridiumdifficile. Mycobacterium tuberculosis. La tuberculosis pulmonar es la enfermedad definitoria del SIDA. Mycobacteriumaviumcomplex, con infección diseminada, fiebre, etc…. Enfermedad por arañazo de gato por Bartonellahenselae.
    • Por virus: citomegalovirus, con retinitis con pérdida de visión. Virus herpes simple, oro-labial, genital y perianal. Virus varicela-zóster. Infecciones cutáneas extensas afectando varios dermatomas. Virus de Epstein-Barr, relñacionado un linfoma cerebral primario, linfoma tipo Burkitt y neumonía intersticial linfoide. Virus de hepatitis C.Causa hepatopatía crónica.
  • Afectación neurológica: Complejo demencia-SIDA, meningoencefalitis aséptica, mielopatía vacuolar, polineuropatíadesmielinizante inflamatoria crónica. Polineuropatía sensitiva distal y Miopatía.
  • Cánceres: carcinoma de cérvix y ano. Melanoma cutáneo. Linfomas (Burkitt o el cerebral primario). Sarcoma de Kaposi, fundamentalmente en piel y mucosas.

Reportajes sobre el Sida

SIDA: Diagnóstico

Para el diagnóstico de infección por VIH se emplean varias técnicas complementarias:
  • Técnicas serológicas. El diagnóstico de la infección por VIH se realiza mediante la determinación de anticuerpos frente al VIH. Se realizan dos determinaciones consecutivas que deben ser positivas.
  • Técnicas de diagnóstico directo:
    • Antigenemia
    • Detección de ácidos nucleicos
    • Recuento de linfocitos T-CD4.
    • Carga viral de VIH
El diagnóstico de SIDA está basado en la aparición en un paciente seropositivo de sintomatología específica de las infecciones oportunistas y tumores detallados previamente en el apartado de síntomas. Se habla de primoinfección clínica o síndrome retroviral agudo en una fase presente  en el 30-50% de los pacientes que, al inicio de la infección presentan un síndrome con fiebre, cefalea, faringitis, astenia (cansancio), dolores articulares y linfadenopatías, que desaparece espontáneamente a las pocas semanas. A veces se acompaña de meningoencefalitis  aséptica o manifestaciones en la piel (exantema maculopapular, úlceras mucocutáneas) Para el diagnóstico de las infecciones oportunistas, además de la información aportada por la clínica,  se emplean diferentes técnicas:
  • Infecciones por hongos: Dependiendo del hongo, cultivo del exudado de la zona afectada, detección del antígeno o visualización del microroganismo.
  • Infecciones por parásitos: Dependiendo del parásito: serología, detección en heces.
  • Infecciones por bacterias: en bacterias causantes de diarrea el coprocultivo o toxina en heces para el C. difficile. Tuberculosis por baciloscopia, cultivo, Mantoux, etc, en infección por bartonellahenselae biopsia o cultivo en sangre.
  • Infecciones por virus: el diagnóstico es serológico.
  • Para las diferentes afectaciones neurológicas, en muchas ocasiones las manifestaciones son inespecíficas, como las convulsiones, pero se basará fundamentalmente en la clínica y en pruebas de imagen o determinaciones de laboratorio: análisis LCR, resonancia magnética, EMG, EEG, etc.
Para las neoplasias asociadas al SIDA: se basan en las manifestaciones clínicas, localización y técnicas complementarias, la prueba determinante en muchos de ellas el estudio anatomopatológico de muestras  de las lesiones obtenidas mediante biopsia.

Reportajes sobre el Sida

SIDA: Tratamiento

Los pacientes seropositivos deben recibir vacunación antineumocócica, vacunación antigripal anual y frente a Virus de la Hepatitis A (VHA) y VHB si procede. También vacunación antituberculosa y cualquier profilaxis primaria o secundaria según su situación inmunológica (de acuerdo al recuento de linfocitos T-CD4). Hay vacunas que están contraindicadas en cualquier circunstancia: polio oral , cólera oral, fiebre tifoidea oral. Tratamiento antirretroviral específico para el VIH En la actualidad hay siete grupos diferentes de fármacos:
  1. Inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de los nucleósidos
  • Zidovudina(AZT). De primera elección en embarazadas
  • Actualmente en desuso por sus efectos secundarios
  • Actualmente en desuso por sus efectos secundarios
  • De primera elección en embarazadas
  • Muy utilizado en triple terapia
  • Reacciones de hipersensibilidad graves en el 5% de los pacientes
  1. Inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de los nucleótidos
  • Tenofovir
  1. Inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de los nucleósidos
  • Puede provocar hepatitis tóxica
  • Contraindicado en embarazo
  • Puede ser eficaz ante resistencia a los anteriores
  • Recientemente comercializado
  1. Inhibidores de la proteasa
  • Actualmente en desuso
  • Para potenciar otros fármacos del grupo.
  • Puede producir exantema
  • De primera elección durante el embarazo
  • De una solo toma al día
  • De los más empleados en la actualidad
  • Cuando hay resistencias a los anteriores del grupo
  1. Inhibidores de la fusión
  • Por vía subcutánea
  1. Inhibidores de la integrasa
  • Muy bien tolerado y eficaz. Elevado coste
  • Asociado a cobicistat
  • Puede producir insomnio y depresión
  1. Antagonistas de correceptores CCR5
  • Bientolerado y con pocas interacciones
En la actualidad se dan combinaciones de fármacos de un mismo grupo con los de otro grupo. Es muy importante cuidar la alimentación, hacer ejercicio físico regularmente, evitar adquirir enfermedades de transmisión sexual o volver a infectarse por el VIH.  

SIDA: Prevención

El consejo y las medidas preventivas son herramientas importantes  para el control de la epidemia. Se recomienda realizar intervenciones preventivas con:
  • Población general.
  • Grupos de población más vulnerables al VIH.
  • Personas a quienes se les ha diagnosticado el VIH y sus parejas sexuales.
Las principales medidas para evitar la infección por VIH son:
  1. Evitar la exposición:
  • Usar preservativo
  • No compartir jeringuillas, agujas ni material de inyección
  • Profilaxis para evitar la transmisión materno-infantil
  • Tratamiento antirretroviral en embarazadas y recién nacido
  1. Profilaxis pre-exposición
  • Antirretrovirales pre-exposición
  • Microbicidas vaginales
  1. Profilaxis post-exposición
  • Antirretrovirales post-exposición
  1. Diagnóstico y tratamiento precoz de las personas infectadas por el VIH.
  2. Cribado del VIH en donantes de sangre, hemoderivados, órganos, tejidos y semen.

Testimonios

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR