Sepsis puerperal: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la sepsis puerperal es principalmente la administración de antibióticos. Éstos se pueden elegir de forma empírica al inicio, antes incluso de tener resultados de cultivos o antibiograma, eligiendo un antibiótico de amplio espectro o una combinación de antibióticos, que sean capaces de destruir los gérmenes más habituales.

Una vez se dispone de los resultados para conocer el agente infeccioso con exactitud, se puede modificar el tratamiento antibiótico.

También se añaden corticoides para la inflamación, y terapia de soporte como sueros, o medicamentos para mantener las funciones vitales si es preciso.

En algunos casos se necesita una operación quirúrgica extirpar tejidos desvitalizados.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR