Sensibilidad Química Múltiple: Prevención

Prevención

Al no conocer la causa de la sensibilidad química múltiple no sabemos con exactitud qué hacer para evitar su aparición. Aunque según los estudios las principales intolerancias químicas descritas son: productos de limpieza del hogar, de cosmética, disolventes y barnices, ambientadores, detergentes, humo del tabaco y barbacoas, suavizante para la ropa, cocción de alimentos, insecticidas para espray, gasolina, asfalto, alquitrán, bebidas alcohólicas, betún, pegamento, tinta de periódicos y revistas. Por lo tanto, las personas que presenten esta enfermedad en la medida de lo posible deberían evitar entrar en contacto con ellas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!