Sensibilidad Química Múltiple

¿Qué es?

La sensibilidad química múltiple se define como un conjunto de manifestaciones clínicas repentinas que se desencadenan ante la exposición a productos químicos a bajas dosis que previamente eran bien toleradas, que afecta a varios órganos y sistemas pudiendo mejorar estos síntomas cuando las agentes causantes son eliminados o se evita la exposición a ellos.

Causas

La causa de la sensibilidad química múltiple aún se desconoce. Parece estar asociada a diferentes factores toxicológicos, microbiológicos, fúngicos (hongos), estresantes e incluso relacionarse en ocasiones con enfermedades psiquiátricas. Hay estudios que cifran en un 40% de casos una susceptibilidad personal a la exposición a productos tóxicos en el puesto de trabajo.

Sensibilidad Química Múltiple: Síntomas

Los síntomas que con más frecuencia se dan en los casos de sensibilidad química múltiple se dan en varios niveles
  • Otorrinolaringólogos: irritación y/o congestión nasal, disfonía (ronquera), dolor de garganta (odinofagia)
  • Sistema Nervioso: ansiedad, angustia, desorientación, pérdida de memoria y/o concentración
  • Respiratorio: falta de aire (disnea), sensación de cierre de la glotis
  • Gastrointestinal: nauseas, vómitos, dolor abdominal, sensación de distensión
  • Cardiovascular: palpitaciones, dolor torácico
  • Oculares: sequedad, irritación
  • Mal estado general, debilidad, cuerpo destemplado (distermia), fatiga…

Sensibilidad Química Múltiple: Diagnóstico

El diagnóstico de la sensibilidad química múltiple es clínico y se llega a él por los síntomas ya que no existe ninguna prueba analítica, ni exploración complementaria específica de confirmación diagnóstica. El diagnóstico es clínico y se basa en la presencia de síntomas y signos que son reproducibles al repetir la exposición al agente químico, que no existían previamente y duran más de 6 meses.

Sensibilidad Química Múltiple: Tratamiento

Para la sensibilidad química múltiple no hay tratamiento específico, ya que no se conoce su causa por lo que el tratamiento se basará en aliviar los síntomas.

Sensibilidad Química Múltiple: Prevención

Al no conocer la causa de la sensibilidad química múltiple no sabemos con exactitud qué hacer para evitar su aparición. Aunque según los estudios las principales intolerancias químicas descritas son: productos de limpieza del hogar, de cosmética, disolventes y barnices, ambientadores, detergentes, humo del tabaco y barbacoas, suavizante para la ropa, cocción de alimentos, insecticidas para espray, gasolina, asfalto, alquitrán, bebidas alcohólicas, betún, pegamento, tinta de periódicos y revistas. Por lo tanto, las personas que presenten esta enfermedad en la medida de lo posible deberían evitar entrar en contacto con ellas.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR