Sarampión: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento para el sarampión es de tipo sintomático, es decir, para aliviar los síntomas. No existe un tratamiento específico para eliminar el virus.

Los síntomas se tratan con reposo, analtésicos y antipiréticos como el paracetamol y medidas de confort. En algunos casos se administran suplementos de vitamina A, que reducen el riesgo de complicaciones.

Las complicaciones posibles son: bronquitis, neumonía, encefalitis, otitis…

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR