Reflujo gastroesofágico: Prevención

Prevención

La prevención se basa en  evitar los alimentos y bebidas que puedan desencadenar el reflujo, tales como:

  • Alcohol
  • Cafeína
  • Bebidas carbonatadas
  • Chocolate
  • Jugos y frutas cítricas
  • Menta y yerbabuena
  • Alimentos condimentados o grasos; productos lácteos ricos en grasa
  • Tomates y salsas de tomate

Es necesario también modificar los hábitos alimentarios.

  • Evite agacharse o hacer ejercicio inmediatamente después de comer.
  • Evite comer entre 3 a 4 horas antes de irse a dormir. Acostarse lleno hace que los contenidos del estómago ejerzan más presión sobre el esfínter esofágico inferior (LES).
  • Ingiera comidas pequeñas.
  • Baje de peso, si tiene sobrepeso, ya que la obesidad aumenta la presión abdominal, lo cual puede hacer que los contenidos del estómago se devuelvan al esófago.
  • Duerma con la cabeza llevantada, ya que cuando se duerme con la cabeza a un nivel más alto que el estómago se reduce la posibilidad de que los alimentos digeridos se devuelvan al esófago.
  • Deje de fumar. Los químicos en el humo del cigarrillo debilitan el esfínter esofágico inferior
  • Reduzca el estrés.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR