Rabia: Diagnóstico

Diagnóstico

En el diagnóstico de la rabia es muy importante recoger todos los datos e información posible del animal que ha producido la herida por mordedura o arañazo. Además, se debe contactar con las autoridades del servicio de control de animales para capturarlo de manera segura si es posible y tener vigilado al animal comprobando si hay sospecha de que tenga la rabia o si desarrollará síntomas en los días siguientes

Para la detección del virus de la rabia se realiza una prueba de laboratorio, llamada inmunofluorescencia, a partir de las muestras de tejido cerebral una vez el animal ha muerto.

Ante una mordedura o arañazo sospechoso se debe limpiar y desinfectar la herida y realizar una exploración física completa a la persona.

También se puede solicitar una prueba de inmunofluorescencia, para detectar el virus de la rabia, a partir de una biopsia en la piel del cuello, de la saliva o del líquido cefalorraquídeo por medio de una punción lumbar.

Además, se pueden solicitar pruebas de imagen como una resonancia magnética cerebral o tomografía computarizada (TAC) craneal.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!