Rabdomiólisis

¿Qué es?

La rabdomiolisis es la descomposición del tejido muscular estriado. Esto provoca que se liberen hacia la sangre sustancias del interior de las fibras musculares, como la mioglobina, y se produzca un daño en los riñones.

El nombre proviene de tres palabras griegas: ‘rabdo’, que significa estriado; ‘mio’, que significa ‘músculo’; y ‘lisis’, que significa ‘disolución’.

Causas

La causa de la rabdomiólisis puede ser una lesión o cualquier daño que afecte al músculo estriado o esquelético.
  • Lesiones musculares por compresión, aplastamiento o accidentes traumáticos
  • Esfuerzo físico intenso y extenuante, como correr una maratón o levantar pesas
  • Abuso de alcohol
  • Consumo de drogas como cocaína, anfetaminas, heroína o PCP
  • Convulsiones o temblores musculares
  • Descarga eléctrica, como un rayo o los cables de alto voltaje
  • Estado de deshidratación grave
  • Temperatura corporal extrema o golpe de calor
  • Falta de riego sanguíneo (isquemia) o muerte (necrosis) del tejido muscular
  • Niveles bajos de fosfato
  • Enfermedades musculares de tipo genético
  • Infecciones
  • Ciertas toxinas, como la cicuta, y fármacos, como las estatinas, que afectan al tejido muscular
  • Cirugías de larga duración

Rabdomiólisis: Síntomas

Los síntomas de rabdomiólisis pueden ser:
  • Orina de color oscuro, rojizo o como refresco de cola
  • Menor producción de orina
  • Fatiga y debilidad general
  • Dolor muscular (mialgia)
  • Debilidad muscular
  • Rigidez

Rabdomiólisis: Prevención

En la prevención de la rabdomiólisis juega un papel importante la preparación antes del ejercicio físico con estiramientos y calentamiento adecuados. También beber mucha agua y asegurarse una buena hidratación, sobretodo en clima caluroso. Es importante detectar precozmente los síntomas que puedan sugerir una rabdomiólisis en deportistas, por ejemplo el dolor o la inflamación de una zona muscular y el color amarronado o rojizo de la orina. En tal caso, habrá que acudir a urgencias.

Rabdomiólisis: Diagnóstico

En el diagnóstico de rabdomiólisis se tiene en cuenta la historia clínica con los antecedentes que hayan provocado una lesión muscular importante y la exploración física del grupo muscular afectado. También se solicitan análisis de sangre y de orina con algunos parámetros bioquímicos que se alteran por la rotura de las fibras musculares, por ejemplo: la enzima creatin-cinasa (CK), la mioglobina, el potasio, el calcio. Las analíticas también revelan insuficiencia renal.

Rabdomiólisis: Tratamiento

El tratamiento de la rabdomiólisis se basa en mantener la función de los riñones, con medicación oral o intravenosa, y en ocasiones con diálisis renal. También se administra suero intravenoso para asegurar una correcta hidratación del organismo. Cuando ha sucedido por una causa traumática también es necesaria la cirugía reparadora. En algunos casos es necesario el ingreso en una unidad de cuidados intensivos para recibir el tratamiento y soporte vital oportuno.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR