Quiste de vesícula seminal

¿Qué es?

Un quiste en la vesícula seminal es una anomalía poco frecuente de la vía urológica en los varones. En estos casos la vesícula seminal adopta una forma mamelonada y mide en torno a los 5 cms, aunque hay casos en los que mide más.

Causas

Se desconocen las causas exactas que hacen que se forme un quiste en la vesícula seminal, pero parece que su base podría estar en una malformación congénita en el proceso de formación del feto. En ocasiones, algún cuadro infeccioso puede predisponer a que aumenten de tamaño. Suelen tener cierta predilección por personas de raza blanca de unos 30 años.

Quiste de vesícula seminal: Síntomas

Los quistes de vesícula seminal suelen no dar síntomas y descubrirse de manera incidental al hacer un estudio de la zona por algún otro motivo. El tamaño del quiste influirá en si se desarrollan síntomas o no. Si el quiste mide menos de 5 centímetros no suele tener clínica; en los mayores de 5 centímetros, sí. Estos síntomas suelen manifestarse en torno a los 20-30 años en personas con buena actividad sexual y puede manifestarse como: - Irritación a la hora de orinar. - Obstrucción y dificultad para la micción. - Dolor, ya sea sobre el perineo o en el escroto. - Episodios de eyaculación dolorosa. - Tendencia a la epididimitis y la prostatitis. - Posibilidad de infertilidad, debido al efecto del quiste sobre la vesícula seminal.

Quiste de vesícula seminal: Diagnóstico

El quiste de vesícula seminal suele diagnosticarse basándose en dos aspectos:  1. Exploración física, donde se debe de realizar un tacto rectal. 2. Prueba de imagen, donde suelen preferirse ecografía o TAC. En el 68% de los casos, el quiste en la vesícula seminal se asociará también con una ausencia de uno de los riñones, por lo que se aconseja ampliar el estudio y evaluar si la persona con el quiste tiene los dos riñones de nacimiento o le falta uno de ellos.

Quiste de vesícula seminal: Tratamiento

El tratamiento del quiste en la vesícula seminal es quirúrgico, donde se extirpa el mismo. Esta opción se reserva para los casos en los que el quiste dé síntomas ya que, si no da, la opción por la que suele optarse es hacer seguimientos periódicos. Existen varias técnicas quirúrgicas pero la que parece dar mejores resultados es la de la vía abierta, en la que se hace una pequeña incisión por el abdomen y se entra a la vía transvesical, aunque en la actualidad está ganando fuerza la laparoscopia.

Quiste de vesícula seminal: Prevención

El quiste de la vesícula seminal no se puede prevenir ya que se desconocen sus causas.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR