Quiste aracnoideo: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de un quiste aracnoideo, por lo general, necesita realizarse en base a la historia clínica y la exploración física. Son de utilidad diagnóstica las imágenes obtenidas del sistema nervioso central con una tomografía axial computarizada (TAC) o una resonancia magnética. La resonancia magnética permite ayudar a distinguir los quistes aracnoideos llenos de líquido de otro tipo de quistes.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!