Quilotórax

¿Qué es?

El quilotórax es la presencia anómala de líquido linfático o linfa en el espacio pleural del tórax, es decir, entre el pulmón y la pared torácica. Puede considerarse una variedad poco frecuente de derrame pleural.

El líquido linfático es el líquido transparente que recorre los vasos linfáticos del organismo. Tiene una composición parecida al plasma sanguíneo, con menos proteínas y más grasas y solamente circulan por él los glóbulos blancos. Se produce a partir del líquido que sale de los capilares sanguíneos y que baña el espacio entre las células de los tejidos (espacio intersticial o  intercelular).

Causas

Las causas de un quilotórax pueden ser traumáticas o no traumáticas:
  • Traumáticas: el quilotórax traumático se debe a heridas penetrantes en el cuello o en el tórax que producen una lesión en el conducto torácico, uno de los principales vasos linfáticos del organismo.
  • No traumáticas: pueden ser causadas por tumores malignos, linfomas, tumores del mediastino u otros tumores que producen una obstrucción del conducto torácico. Esta obstrucción impide la circulación normal del líquido linfático hacia las venas subclavias y la linfa se filtra hacia el espacio pleural.

Quilotórax: Síntomas

Los síntomas del quilotórax se parecen a los de un derrame pleural:
  • Dolor torácico que empeora con la tos o la respiración profunda
  • Dificultad para respirar
  • Respiración acelerada
  • Tos
  • Fiebre y escalofríos
  • Hipo, en ocasiones (por irritación del diafragma)

Quilotórax: Diagnóstico

El diagnóstico del quilotórax se hace a partir del análisis del líquido pleural, en cuya composición contiene abudantes triglicéridos. Para este análisis se debe tomar una muestra del líquido pleural mediante una punción-aspiración o por un drenaje, que a la vez pueden ser técnicas terapéuticas. Previamente, para determinar que existe un acúmulo de líquido en el espacio pleural, se presta atención a los síntomas y signos en la exploración física y la historia clínica. También se realiza una radiografía de tórax que permite objetivar el acúmulo de líquido en la cavidad pleural.

Quilotórax: Tratamiento

El tratamiento del quilotórax depende de la causa que lo haya producido, por lo que es fundamental tratar la enfermedad de base. Las técnicas no quirúrgicas son:
  • Toracocentesis o drenaje del líquido linfático que está acumulado en la cavidad pleural.
  • Modificación la dieta para reducir la circulación de linfa por el conducto torácico. Según el caso se puede administrar nutrición parenteral (por vía intravenosa) o administrar triglicéridos de cadena media.
  • Embolización del conducto torácico para impedir la circulación de líquido linfático en su interior.
Según el caso se puede requerir una cirugía reparadora.

Quilotórax: Prevención

La prevención de un quilotórax no es posible. Entre las causas traumáticas, la prevención por sentido común se basa en tomar las medidas adecuadas para evitar accidentes o lesiones en el tórax.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR