Púrpura trombocitopénica trombótica: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la púrpura tromboitopénica trombótica consiste en una plasmaféresis o intercambio de plasma. El plasma es la parte líquida de la sangre y con la plasmaféresis se elimina el plasma sanguíneo anormal y se reemplaza con plasma normal de un donante sano.

Al restaurar el plasma normal, también se restablecen los niveles de la enzima implicada que estaban descendidos.

El procedimiento de la plasmaféresis se lleva a cabo de la siguiente manera:

  • Primero, se le extrae la sangre como en una donación .
  • Mientras la sangre pasa por una máquina que separa la sangre en diferentes partes, se retira el plasma anormal y se salvan sus células sanguíneas.
  • Sus células sanguíneas son combinadas con el plasma normal de un donador, y después las devuelven a su cuerpo.

Este tratamiento de plasmaféresis se repite cada día hasta que los análisis de sangre demuestran cierta mejoría.

Para las personas que no responden a este tratamiento, o que hayan presentado una repetición de la enfermedad, puede llegar a ser necesaria una cirugía para extirpar el bazo y también recibir medicamentos inhibidores del sistema inmunitario como corticoides o anticuerpos monoclonales (por ejemplo, rituximab).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR