Púrpura de Schönlein-Henoch: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la púrpura de Schönlein-Henoch es sintomático, es decir, no hay un tratamiento propio para la enfermedad, sino que se tratan los síntomas que puedan surgir para producir alivio.

En algunos casos se pueden utilizar corticoides si es preciso.

El pronóstico es bueno  y la mayoría de los casos la púrpura desaparece por sí sola sin complicaciones.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR