Prolactinoma

¿Qué es?

El prolactinoma es un tumor de la glándula hipófisis (también conocida como glándula pituitaria) que supone un crecimiento patológico en esta glándula de nuestro cerebro y que afecta a las células encargadas de crear varias hormonas. Y es que la hipófisis, del tamaño de una cereza, es la glándula más importante de nuestro sistema endocrino ya que regula muchos de los procesos biológicos de nuestro metabolismo.

Causas

Las causas exactas del prolactinoma no se conocen con exactitud aunque parece que existe cierta relación con la genética, ya que hay personas que tienen predisposición a padecer una neoplasia endocrina múltiple donde se dan tumores hipofisarios y pancreáticos.

Prolactinoma: Síntomas

El prolactinoma puede dar lugar a una serie de síntomas bastante amplios entre los que pueden aparecer dolor de cabeza, nauseas, vómitos, sensación de letargo, problemas en el olfato, cambios en la visión como diplopía (ver doble), caída de párpados (ptosis) o pérdida de agudeza visual, emisión de flujo nasal, infertilidad, disminución del deseo sexual. En mujeres es común también que aparezca flujo de leche anormal por las mamas sin que se esté embarazada, aumento de sensibilidad y tamaño en las mamas y problemas menstruales. En el hombre puede cursar con impotencia o con ginecomastia (aumento del tamaño de las mamas) Hay que destacar que el prolactinoma suele aparecer con frecuencia en mujeres más que en hombres (5:1) y en menores de 40 años.

Prolactinoma: Diagnóstico

Para el diagnóstico del prolactinoma será imprescindible una prueba de imagen. Con una analítica donde se pidan niveles hormonales como de prolactina o de testosterona puede ayudar pero luego hará falta una resonancia (RMN) o una tomografía (TAC) para confirmar la existencia de una masa a nivel de la glándula hipofisaria.

Prolactinoma: Tratamiento

Para el tratamiento del prolactinoma suele ser efectivo el uso de fármacos como la bromocriptina o la cabergolina que reducen los nivels de prolactina disminuyendo el tamaño del tumor. En casos que responden mal o que tengan síntomas de empeoramiento hará falta recurrir a la cirugía para quitar la masa, reservándose la radioterapia para aquellos casos de prolactinoma que empeoran pese a los tratamientos anteriores.

Prolactinoma: Prevención

En general, no se conoce con exactitud las medidas a tomar para prevenir este tipo de tumor. Aunque se recomienda una serie de consejos como evitar la radiación, entrar en contacto con ciertos productos químicos, además de seguir un estilo de vida saludable donde se cuide la alimentación, evitando las grasas, el tabaco, el alcohol, además de realizar ejercicio físico de manera regular.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR