Priapismo: Síntomas

Síntomas

El priapismo, además de la erección prolongada, no deseada y sin relación con deseo o estímulo sexual, suele manifestarse con intenso dolor y una excesiva rigidez del miembro viril que suele acompañarse de gran nerviosismo en estos pacientes. Si se mantiene en el tiempo se puede desarrollar un síndrome compartimental debido a la acumulación de sangre en el pene, que al no oxigenarse pone en riesgo al miembro.

Si la erección se prolonga por encima de 24 horas existe riesgo real de que el daño que se produzca sea irreversible, dando lugar a necrosis en el tejido cavernoso del pene, que sustituiría su tejido normal por tejido cicatricial, perdiendo la capacidad eréctil. 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!