Plagiocefalia: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la plagiocefalia es escalonado según la gravedad y la evolución de cada niño. Incluye unas medidas posturales o de rehabilitación, uso de un casco especial (órtesis craneal) o en casos más complicados una reconstrucción por cirugía.

Las medidas posturales consisten en:

  • Acostar al niño apoyando sobre el colchón la parte redondeada de la cabeza, en lugar de por la parte aplanada, y mantenerlo en esta posición el máximo tiempo posible.
  • Cambar a menudo la posición lateral de la cabeza, es decir, que cada vez mire hacia un lado), inclinando el colchón.
  • Cuando el niño está despierto y siempre supervisándolo atentamente, hacer el ejercicio de colocarlo boca abajo al menos unos 30-60 minutos diarios. Nunca mientras esté dormido para prevenir el riesgo de muerte súbita.
  • Cambiar la posición de la cuna de manera que el bebé se vea obligado a girar la cabeza para mirar a sus padres o a objetos que le llamen la atención, justamente hacia el lado contrario de su parte aplanada de la cabeza.
  • Ejercicios de estiramiento del cuello recomendados por el fisioterapeuta para tratar la tortícolis del cuello.

En general la mayoría de los niños mejoran en dos o tres meses.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!