Perniosis

¿Qué es?

Un sabañón o eritema pernio (perniosis) es una inflamación bajo la piel, acompañada de prurito y dolor, producida por el efecto repetido o prolongado del frío o la humedad.

Afecta a un reducido número de partes de cuerpo, especialmente pies, manos, dedos, nariz y orejas. Al cesar el frío, la inflamación puede curarse sin tratamiento en el plazo de tres semanas. Mientras sanan las partes afectadas es conveniente calentarlas y, además, tratar eventualmente el prurito. Afecta, principalmente, por el cambio repentino de temperatura de frío a calor.

Causas

La causa es  una hipersensibilidad neurovascular al frío; se provoca una constricción con disminución del flujo arterial y la consiguiente disminución de la llegada de oxígeno distal. Esta situación mantenida desencadena procesos inflamatorios.

Perniosis: Síntomas

La perniosis se manifiesta como placas o abultamientos de color rojo y tonos morados, simétricos, en zonas distales, donde llega la sangre con más dificultad. Estas localizaciones son: manos y pies, nariz, orejas, glúteos y talones. El picor se puede acompañar de sensación de ardor o dolor y, en algunos casos, las lesiones evolucionan a vesículas o ampollas; más raramente se ven erosiones o úlceras.

Perniosis: Diagnóstico

El diagnóstico se realiza mediante la clínica y la exploración física. En algunos casos es necesario realizar biopsia de la piel para descartar otros procesos inflamatorios de la piel.

Perniosis: Tratamiento

Las personas que padecen esta enfermedad son muy conscientes de la importancia de la temperatura ambiente y del grado de humedad en su desarrollo. En épocas invernales pueden molestar incluso dentro del domicilio, cuando en verano eso no ocurre. Por lo tanto, abrigo y protección contra la humedad son fundamentales si la temperatura ambiente es baja y no se puede modificar. Los nuevos tejidos proporcionan aislamientos muy eficaces, pero a veces no es suficiente. Es entonces cuando se puede plantear tratarlos. Empezamos con los fármacos por vía oral, que es donde hay más evidencia. Orales:
  • Bloqueantes de los canales del calcio: son vasodilatadores. El nifedipino tiene gran efecto vasodilatador periférico y en preparados de liberación lenta, a dosis de 20 – 60 mg/día.
  • Inmunomoduladores: en perniosis acompañantes a procesos autoinmunes son de utilidad el metotrexato, micofenolato de mofetilo, corticoides orales y antipalúdicos.
Tópicos: se describen mejorías con:
  • Nitroglicerina tópica 0,2 % 
  • Minoxidil tópico.
  • Corticoides en cremas.

Perniosis: Prevención

Como medida de prevención, es necesario proteger del frío y la humedad las partes más vulnerables. El nifedipino se utiliza en los casos especialmente difíciles de tratar. También se aconseja realizar actividad física, pues este mal es común en personas sedentarias.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR