Pericarditis: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la pericarditis se realiza en base a la historia clínica y la exploración física.

En la auscultación cardíaca el médico puede identificar un sonido anómalo llamado roce pericárdico, que es muy característico de la pericarditis y a veces es suficiente para definirla. También se pueden auscultar los ruidos cardíacos más leves o distantes, o puede haber otros signos de exceso de líquido en el pericardio (derrame pericárdico).

Cuando el trastorno es grave, puede hallarse disminución de los ruidos respiratorios, ruidos anómalos respiratorios como crepitaciones, u otros signos de la presencia de líquido en el espacio que rodea los pulmones.

Las pruebas complementarias pueden incluir: radiografía del tórax, electrocardiograma, ecocardiografía, tomografía computarizada (TAC) o resonancia magnética del tórax o del corazón, gammagrafía con radionúclidos, etc. Además de análisis de sangre que incluya enzimas que indican  posible daño al miocardio, como la troponina I, o anticuerpos antinucleares (ANA) y factor reumatoide si se sospecha autoinmunidad, serologías para VIH y test de tuberculina si se sospechan infecciones por VIH o tuberculosis respectivamente, hemocultivos, etc.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR